Las tarjetas de crédito Motion Code tendrían un token embebido en ellas

Los fraudes bancarios por robo de la información de las tarjetas de crédito, son uno de los mayores problemas de los bancos en la actualidad. A diario, cientos de clientes alrededor del mundo reportan que la información de sus tarjetas fue sustraída, y se realizaron transacciones online sin su autorización costándoles a los bancos y aseguradoras millones de dólares.

Para mitigar este problema, en la actualidad algunos bancos ofrecen a sus clientes dispositivos en forma de llaveros llamados tokens, que despliegan en su pantalla un código numérico que se actualiza cada cierto intervalo de tiempo. El número en el token hace parte de los datos que el cliente tiene que suministrar cuando está haciendo transacciones con el banco. Sin embargo, en la mayoría de comercios online esta función aún no está habilitada, y la tarjeta de crédito sigue siendo nuestra única fuente de autenticación.

Para mitigar esta debilidad presente en nuestras tarjetas de crédito actuales, sin modificar la forma como ellas funcionan, o cómo funcionan los comercios, Oberthur Technologies, una empresa francesa especializada en seguridad, ideó un método para combinar el token y la tarjeta de crédito, creando una nueva tarjeta inteligente a la que ellos han llamado Motion Code, que hace casi imposible para los cibercriminales usar nuestros datos para cometer fraudes.

La tarjeta Motion Code tiene una diminuta pantalla de tinta electrónica en su parte trasera, que actualiza cada cierto tiempo, por ejemplo cada hora, los tres dígitos de verificación CSC (Card Security Code) que debemos digitar para completar las transacciones online. Esto significa que, si un cibercriminal obtiene los datos de nuestra tarjeta, solo tendrá un par de minutos para usarlos antes de que estos expiren.

La Motion Code tiene en su interior una batería y un procesador que actualiza los códigos de verificación de la tarjeta a intervalos regulares, tal como lo haría un dispositivo token. Según sus creadores, la duración de la batería es lo suficientemente buena como para superar la fecha de exploración de la misma.

En este momento dos bancos franceses (Société Générale y Groupe BPCE) han concluido una etapa de pruebas piloto con la Motion Code, y se preparan para implementarla en forma masiva con el resto de sus clientes, por lo cual podremos esperar que esta tecnología llegue al resto de los bancos próximamente, si su experiencia es positiva.

 

Lee también: