Experimentando la realidad virtual con las BOBOVR Z4

Hace como un año estuve revisando las Google Cardboard gracias a un equipo que me habían facilitado para hacer una review (el Lanix Ilium L1100) que casualmente te lo entregaban con unas gafas de cartón para experimentar la realidad virtual.

Por entonces no había tenido muchas experiencias con gafas VR más que las vividas en el Campus Party donde use las Oculus Rift, y debo admitir que quedé muy satisfecho con lo inmersivo que podía llegar a ser esto de la realidad virtual solo con unas simples gafas de cartón y un buen teléfono. Sin embargo, la experiencia en retrospectiva me había dejado con ganas de más, es decir como que las gafas aquellas no me satisfacían del todo, pues sentía que era algo como desechable y sin todo el hardware que me hubiera gustado tener.

Fue así como me puse a buscar un buen remplazo de las Google Cardboard pero que no te romperán el bolsillo, pues ya todos deben saber lo que cuesta unas Samsung Gear VR o las propias Oculus,y en ello llegue a las BOBOVR Z4, unas gafas para VR que te brindan confort, sujeción y sobretodo un excelente balance costo utilidad.

Sobre la realidad virtual con las BOBOVR Z4

Bueno hay que aclarar, primero que nada, que estas gafas al igual que las Google Carboard, solo funcionan con un teléfono, es decir, por si solas no hacen nada, y de echo no es cualquier teléfono el que se puede usar, sino que debe ser uno que cuente con un giroscopio incluido para hacer el rastreo de los movimientos de la cabeza.

Experimentando la realidad virtual con las BOBOVR Z4

Segundo que todo, las aplicaciones que puedes usar con estas gafas, son básicamente las mismas que podrías usar con cualquier gafa de la familia de las Google Cardboard. Aquellos aplicativos exclusivos de Oculus que de pronto has tenido la oportunidad de experimentar en los puntos de experiencia Samsung, solo esta disponibles para las Gear VR y por lo tanto no son accesibles si no posees ese hardware. No obstante Google la ha trabajado fuerte al tema y en la Play Store a hoy encontramos una gran variedad de contenidos de VR que nos van a mantener entretenidos por horas. Mi recomendación personal es que busques videos 360 en Youtube.

Diseño

Regresando a las BOBOVR Z4, estas gafas son casi en su totalidad de material plástico y espumas en la parte que hace contacto con tu cara para hacer la experiencia más cómoda. Adicionalmente el fabricante ha agregado auriculares, para que los conectes directamente en las gafas. El dispositivo cuenta con una bandeja frontal donde puede colocar celulares que tengan una pantalla desde los 4.7’’ hasta los 6.2’’ brindándote una gama bastante amplia de posibilidades.

Experimentando la realidad virtual con las BOBOVR Z4

Las gafas en si son bastante completas, pues cuentan con el botón de toque de pantalla que vemos en las Cardboard, pero además contamos con 2 perillas separadas para ajustar el enfoque y la separación de los visores respecto a la nariz, algo que se agradece mucho para ajustarse a las medidas propias de tu cara. Además, contamos con un control de volumen, y lo que más me gusta de todo, un buen par de correas para sujetar las gafas a tu cabeza y así no tengas que estar sujetándolas con una mano a tu cara.

Experimentando la realidad virtual con las BOBOVR Z4

Finalmente, las BOBOVR Z4 nos traen al agregado de un pequeño joystick bluetooth que nos va a servir muchísimo en algunos videojuegos para facilitar un poco la experiencia, pero no esperes que el mismo sea un accesorio súper necesario, ya que la mayoría de apps actuales están pensadas para ser usadas sin ningún tipo de control.

Experiencia de uso

La experiencia de realidad virtual es fantástica, esos sí, todo depende mucho de la calidad de la pantalla del celular que coloques en el visor. Luego de instalas la App de Cardboard en tu celular, ya sea en Android o en iOS, esta te va a solicitar configurarse para tus gafas, así que puedes usar el código QR que viene en el manual de usuario de las BOBOVR Z4 y listo, de aquí en adelante solo es cuestión de bajar apps y disfrutar.

Google cardboard

Hay muchos simuladores de realidad virtual, como por ejemplo una montaña rusa

Google Cardboard
Developer: Google Inc.
Price: Free

Google Cardboard
Developer: Google, Inc.
Price: Free

Hay que cerciorarse de usar una silla giratoria para experimentar los videos o apps VR para no estar de pie todo el tiempo y terminar o mareado o con los ojos cansados, algo que a la final es un poco inevitable luego de pasar un rato prolongado con las gafas puestas.

Experimentando la realidad virtual con las BOBOVR Z4

En lo personal las encontré un poco pesadas cuando tenía el celular puesto, y esa podría llegar a ser mi mayor queja de todo este asunto, pues por lo demás, las experiencias son estupendas, dejándote con ganas de que más desarrolladores saquen aplicaciones y especialmente videojuegos que aprovecen esta tecnología.

Conclusión

La realidad virtual de seguro va a ser la próxima gran moda en el 2017, y por lo tanto, lo que estamos viviendo ahora es el comienzo, con muchas aplicaciones experimentales y una oferta un poco reducida de dispositivos serios de realidad virtual.

Experimentando la realidad virtual con las BOBOVR Z4

Sin embargo, eso no significa que no puedas disfrutar de buen contenido, y si como yo, no crees que comprar unas Oculus en este momento sea una buena idea, entonces que mejor que hacer una pequeña inversión con gafas estilo Google Cardboard como las BOBOVR Z4, las cuales puedes adquirir por tan solo $30 dólares en tiendas como Gearbest.

Lo bueno

  • Cuentan con correas de sujeción que mantienen las gafas pegadas a tu cabeza con firmeza
  • La bandeja frontal admite una gama bastante amplia de tamaño de dispositivos que va desde las 4.7 hasta las 6.2 pulgadas.

Lo malo

  • El cable para conectar los auriculares se encuentra en el lado izquierdo, y algunos equipos (como el mío, por ejemplo) se deben colocar en la bandeja con el puerto para los audífonos apuntando al lado derecho forzando a estirar el cable de una manera para la cual no fue diseñado.
  • Puede llegar a sentir las gafas un poco pesadas luego de usarlas por un tiempo prolongado.

 

Lee también: